El vanguardista reloj GDG fue ofrecido a los jefes de estado por su rigurosa precisión junto con su perfecta legibilidad. 

De Gaulle, Einsenhower, Clinton están entre los grandes hombres que usaron el reloj que se convirtió en "El reloj de los presidentes".

Una historia francesa

Fred Lip regresa a Europa convencido del futuro del reloj eléctrico.

El prototipo LIP del primer reloj de pulsera eléctrico del mundo fue presentado en 1952 en la Academia de Ciencias de París. Esta innovación representa "una obra maestra de cronometría y calidad". El reloj LIP equipado con el revolucionario movimiento R27 se comercializará en 1958. Fred Lip se enorgullece de ofrecer este reloj al General de Gaulle y luego al General Eisenhower. Este modelo GDG es el resultado de diez años de investigación llevada a cabo con eficiencia y pasión para desarrollar el primer reloj eléctrico que allanará el camino para los relojes de cuarzo.